Las noticias de la cultura y la actualidad de Cartagena y Bolívar

recent
Cargando...

[Especial] Los años bajo una túnica

Con su túnica de nazareno, su triana que los diferencia del resto y su campana agarrada con fuerza por su mano derecha, el campanero mayor anuncia la muerte de Jesús de Nazaret.

FOTO: Michely Mendez

Roiny Trespalacio es el nazareno campanero mayor de la Semana Santa en Mompox, Bolívar. Inició como nazareno en 1967 cuando tenía ocho años por una manda impuesta por su madre y su trayectoria ha sido tan larga que ha experimentado ser nazareno de paleo, nazareno cornetero, hasta llegar a ser nazareno campanero por tradición.

Su familia desde 1743 estaba conformada por campaneros. La tradición empezó por su abuelo, el cual fue reemplazado por uno de sus hijos, luego el padre de Roiny reemplazó a unos de sus hermanos y siguió con la tradición hasta el día de hoy que el señor Trespalacio la continúa. A pesar de que su manda es simplemente cargar, le han otorgado el título de ‘Campanero Mayor’ por sus 37 años desempeñando esta actividad.

Los jueves santos de la Semana Mayor, este nazareno al igual que muchos otros se viste de gala, con su túnica la cual es rodeada por 33 vueltas de un largo cordón. Esto simboliza la edad de Jesucristo, al final de ese cordón van 5 borlas que representan las heridas de Jesucristo y cada una lleva una oración diferente (padre nuestro, ave maría, credo, yo pecador y la salve.). Encima de sus hombros va una pañoleta blanca que hace alusión al paño con que bajaron a Jesús de la cruz y por último su rostro es cubierto por un capirote que representa la vergüenza por la negación de Jesús.

Ya vestido y con la campana en la mano, Roiny se dirige al cementerio para encontrarse con los otros nazarenos, unos corneteros y con matraqueros. En conjunto, y con el sonido de la corneta, campana y matraca, les rinden homenaje a todos los nazarenos fallecidos y se anuncia la muerte de Jesús.

Al darle inicio a las estaciones desde la capilla del cementerio, los nazarenos se desplazan a las otras seis iglesias. Cuando llegan a cada una de ellas ingresan con el capirote en su rostro, se inclinan en el altar y piden por cada una de las personas que viven cerca de la iglesia. Al finalizar sus súplicas, salen orando, con la mirada hacía el suelo y sin darle la espalda al altar en señal de respeto.

En palabras del Campanero Mayor nos explica que “en Mompox existen siete iglesias, las cuales unidas significan los siete candelabros del que habla el libro del Apocalipsis y por cada iglesia uno se tiene que purificar”

Mompox, la ciudad del realismo mágico es un lugar lleno de historia y en estos tiempos de mucha devoción, esta semana para los nazarenos es la oportunidad de sentirse más cerca de Dios, pedir perdón y orar por todos sus familiares y personas que los rodean. 
Son muchas las cosas que conforman la Semana Santa de esta tierra de tradiciones, las procesiones, los homenajes, las oraciones, serenatas, concursos de alfombras entre otras cosas de las cuales pueden disfrutar los habitantes o turistas que visitan la valerosa.

Puedes Leer: Semana Santa en Mompox

MICHELLY MENDEZ 
ESPECIAL PARA PRIMERTIEMPO.CO
Previous
Next Post »